septiembre 24, 2018

El “jefe” Diego es…

El “jefe” Diego es…

 

Por Toño García.

Nombrado así por propios y extraños, todo un tema de conversación fue en la tertulia política el hecho de la asistencia de Diego Fernández de Cevallos asesor legal del candidato a la presidencia de la república por el PAN Ricardo Anaya, al cumpleaños número 49 de José Antonio Meade, candidato ciudadano a la presidencia de la república por el PRI.

El mismo “jefe” Diego que  asistió acompañando a las oficinas de la PGR a Ricardo Anaya, quien es acusado e investigado de lavar dinero por la venta de una nave industrial y que en un video difundido por diversos medios de comunicación, el,  se atribuye la frase  “son unos hijos de puta” justo al despedirse la comitiva que acompañaba a Ricardo Anaya  del jefe de anti lavado de la SIEDO, frase folclórica en referencia no solo al personaje que los atendía en ese momento se refería a todo el sistema que a su consideración opera en contra de Anaya. El” jefe” quien fuera promotor de la quema de paquetes electorales un par de años después de las elecciones de 1988 y que en esa quema centraba acción nacional su debate institucional y con ello olvidaba los ideales que encumbrarían a acción nacional gracias a MANQUIO, es el mismo “jefe” que se rosa con sus adversarios de tú a tú.

El análisis del mensaje que deja su asistencia a la fiesta de MEADE puede ser una interpretación peligrosa y suspicaz en términos de como es el del ejercicio de poder en este país; las familias más poderosas e influyentes que representan al mismo desde diversas posiciones pueden compartir el pan y la sal en la misma mesa sin importar las posiciones públicas que sostengan como adversarios, pueden ser amigos o pueden ser familiares y los más acérrimos rivales políticos e ideológicos pero jamás antepondrán ninguna diferencia entre ellos, consecuencia del ejercicio del poder público, en donde se trastoquen intereses propios y colectivos de amigos y familiares que tengan en común.

Por otro lado esta acción pone la duda hacia la lealtad, no del personaje hacia su convicción o hacía el mismo Anaya , la duda es a la lealtad de ¿qué o a quién? sirven los intereses por cuidar desde diferentes posiciones asistiendo amigablemente a convivir, aquí está el punto medular de la asistencia del “jefe” al  cumpleaños celebrado con taquiza y en fiesta privada con MEADE.

Diego Fernández de Cevallos en su espacio de comentarista con Carlos Puig se atrevió a compartir “les pedí disculpas no por lo que dije, si no por lo que me falta por decir” dejando ver claramente que “la guerra mediática continuara”.

Si hoy fueran las elecciones Meade y Anaya serian derrotados por AMLO, pero la asistencia de el “jefe” con MEADE a su cumpleaños se presta a pensar y comentar desde la tertulia política en el rumor de un posible escenario  “es más fácil la negociación con panistas y priistas que con AMLO”, usando esta lógica tertuliana podremos decir que “el mejor posicionado entre Anaya y Meade una semana antes de la elección será respaldado por el que valla rezagado en tercer lugar y toda la cargada será para el mejor con el fin de derrotar a AMLO” una lógica ficticia, pero ya estudiada y considerada como parte de un posible escenario político, e incluso comentado por diversos equipos del mismo PAN y  PRI.

En algo tiene toda la razón el “jefe” Diego; este país necesita de la convivencia y por consecuencia de la madurez que implica el intercambio de ideas entre adversarios para poder “fijar una posición política o ideológica” sin necesidad de llegar al rencor, la revancha o a diferencia que permita la crispación y polarización de la sociedad consecuencia de “berrinches” por el posicionamiento propio o colectivo. En otras palabras “necesitamos del dialogo fraterno”.

Para desgracia de este país en donde parece “todo se negocia” por parte de la clase política, Diego Fernández de Cevallos no es ajeno a esta imagen predominante que la sociedad tiene “casi” de cualquier político.

Mientras las cosas no cambien en este país la sociedad en su mayoría seguirá comentando e imaginando en la tertulia política no la veracidad del posicionamiento o el valor de la palabra, seguirá comentando el “jefe” Diego es…

 

 

 

         

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Publicaciones relacionadas

Haga un comentario