septiembre 20, 2018

En Toluca transforma equinoterapia la vida de cientos de pequeños con discapacidad

En Toluca transforma equinoterapia la vida de cientos de pequeños con discapacidad

 

Después de dos años de terapia la alegría volvió a una familia de San Cristóbal Huichochitlán, ya que la pequeña Lupita ha mostrado una mejoría sorprendente gracias al contacto con “Pelusa”, una yegua con temperamento dócil y tranquilo que se ha convertido en su compañera rumbo a su recuperación en la Unidad Municipal de Equinoterapia (UNIMEQ), y que junto con cientos de niñas y niños con discapacidad y necesidades especiales ha mejorado su salud, completado su rehabilitación y elevado su calidad de vida.

“Mi niña tiene retraso psicomotor y de la URIS me mandaron para acá, para equinoterapia, porque ella no caminaba, a seis meses de terapia empezamos a notar avances, ya se podía sostener solita, continuamos con su tratamiento y ahora ya camina; los jinetes y todos los que nos atienden son muy amables, doy las gracias por todo lo que han hecho por mí y por mi hija”, expresó Delfina Flores  Hernández, madre de la pequeña.

Los avances de los pequeños pacientes que asisten a la UNIMEQ han sido posibles gracias a la entrega, dedicación y compromiso de los jinetes terapeutas, quienes están certificados por el Comité Olímpico Mexicano (COM), la Asociación Nacional Ecuestre, el Pentatlón Deportivo Militarizado Universitario, el Instituto Nacional de Psiquiatría y el propio Sistema Municipal DIF de Toluca.

Pacientes diagnosticados con parálisis cerebral, retraso psicomotor, esclerosis múltiple, síndrome de Down, Parkinson, microcefalia, hidrocefalia, autismo o problemas del habla, reciben terapias en la Unidad Municipal de Equinoterapia, ya que entre los beneficios físicos que ofrece esta alternativa destacan la mejora del equilibrio, control de la postura, fortalecimiento del tono muscular, coordinación neuromotora y orientación, ya que incrementa la percepción del esquema corporal.

Además, en el aspecto psicológico se aumenta su autoestima y la confianza, estimula la atención y la concentración, desarrolla el autocontrol, ayuda a la comunicación y el lenguaje, disminuye la ansiedad y propicia nuevos aprendizajes, como el respeto por los demás y la naturaleza, no sólo para el paciente sino para los propios familiares y el entorno más próximo, puesto que la ayuda en el estado de ánimo, sobre todo en el caso de los niños, es una fuente motivadora.

Al respecto, Edgar Alvarado Martínez, vecino de El Carmen Totoltepec y padre de otro pequeño beneficiario, comentó: “Ya tenemos ocho meses asistiendo por problemas de lenguaje y le ha ayudado mucho, él tiene terapias aquí con los caballos y terapias en la URIS y ahorita ya va mucho mejor; todos son muy amables, se ve que están comprometidos con lo que están haciendo, y pues él está muy contento”.

Para ser beneficiado con este servicio que tiene una pequeña cuota de recuperación, los interesados deben asistir a alguna de las dos Unidades de Rehabilitación e Integración Social (URIS), ubicadas en la calle 5 de Mayo S/N, Pueblo Nuevo, en San Pablo Autopan, y en avenida Cuauhtémoc casi esquina Román Romero S/N, en El Carmen Totoltepec, frente al Rancho El Olimpo, en las que el médico especialista dictamina si el paciente es apto para recibir equinoterapia.

La UNIMEQ se encuentra en avenida División del Norte S/N, colonia Niños Héroes, en San Mateo Oxtotitlán, para información pueden comunicarse a los números telefónicos 2 15 90 02 y 2 26 11 70.

         

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Publicaciones relacionadas

Haga un comentario