febrero 22, 2020

Parece que Duarte no les alcanzará, o regresan la lana o no habrá votos.

Parece que Duarte no les alcanzará, o regresan la lana o no habrá votos.

Alguien lo tenía que decir
Por: Nicolás Gochy
La noticia fue carareada a la tradicional usanza priísta, todos deberían de enterarse de la captura del ex mandatario veracruzano Javier Duarte, era la consigna y así debería de hacerse saber, el gobierno (léase PRI) estaba llevando a la cárcel a uno de los más odiados políticos en los últimos meses en todo el país.
La estrategia era la misma que habían usado ya en otros tiempos electorales, lo presentarían como muestra clara de la voluntad de hacer valer la ley, de atrapar a los corruptos, hacerles sufrir unos meses en una cárcel mexicana y después soltarlo con el clásico ¡Usted Disculpe, Señor!
Desafortunadamente de entrada algo falló, la reacción del público lejos de ser de vítores y alabanzas al sistema político mexicano arrojó una tonelada de hielo a los priístas y por ende a los candidatos que hoy estaban en campaña y que disputan entre otros, el estado más importante para Enrique Peña y familia.
Hoy Duarte sirve de nada o de realmente muy poco, los electores, esos que definirán el futuro priísta con su voto en las urnas ya no parecen vender tan barato su amor.
En redes sociales, la petición es casi generalizada, no solo quieren a Duarte en la cárcel, es más, eso podría ser lo de menos, la gran demanda hoy en redes es que el gobierno del también priísta Enrique Peña Nieto pueda actuar con tan asertividad que en unas semanas pueda estar entregando el dinero que se achaca al ex mandatario que se robó cuando fue gobernador de Veracruz.
Pero también que se le quiten todas las propiedades que acuño a base de prestanombres, socios, colaboradores y todos aquellos que lo ayudaron en su momento.
Hoy, Alfredo del Mazo Maza no tiene mucho con qué trabajar, hoy el balón está en la cancha de la oposición y ellos, sus contrincantes tiene todos un tiro más que fácil para anotar y acrecentar la ventaja que ya está comenzando a ser más que incomoda en el PRI mexiquenses.
Duarte en la cárcel no le alcanza al PRI mexiquense para hacer suponer que este si será un nuevo PRI.
Solo recuerde que Elba Esther Gordillo, cuando salga, tendrá sus millones robados intactos, Raúl Salinas los tuvo, o aún más fácil, ¿recuerda usted a algún político al que se le hayan decomisado sus bienes mal habidos y se hayan regresado al pueblo? … Yo no recuerdo a ninguno.
Por cierto, ¿la esposa del ex mandatario no tiene nada que aclarar ante la autoridad?
Ella también es priísta. Era del nuevo PRI, ese que hoy no convence y que parece que no convencerá

         

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Publicaciones relacionadas

Haga un comentario