marzo 18, 2019

El nevado de Toluca a punto de colapsar por omisión de recomendaciones de seguridad de los visitantes

El nevado de Toluca a punto de colapsar por omisión de recomendaciones de seguridad de los visitantes

El Nevado de Toluca colapsa con la presencia de miles de visitantes que rebasan su límite de capacidad, los cuales en su mayoría hacen caso omiso de las indicaciones a seguir, tanto para salvaguardar el ecosistema, como las medidas a tomar para su propia seguridad; de continuar actuando de esta forma, además de poner en riesgo sus propias vidas “estarán acabando con uno de los pozos de agua naturales más importantes de México”, afirmó, el investigador del Instituto Tecnológico de Toluca (ITToluca), Isaías de la Rosa Gómez.

Como coordinador del Programa Ambiental Institucional (PAI) del ITToluca, a través del cual la institución participa activamente desde hace más de una década en el cuidado del Nevado de Toluca, Isaías de la Rosa, hizo un llamado a la ciudanía a cuidar de este ecosistema que luego de la nevada registrada el pasado 14 de noviembre, ha llegado a registrar hasta 44 mil visitantes en un día, cuando su límite de capacidad es de máximo 6 mil personas, propiciando problemas serios, como lo es la pérdida de vidas humanas.

Indicó que el ITToluca, de forma altruista participa y forma parte del Comité de Contingencias del Nevado de Toluca, en donde lamentablemente  no hay un solo fin de semana en el que no se hayan perdido personas, familias y jóvenes “que ingresan sin tomar las medidas preventivas que se les indican”, porque se niegan a abandonar la zona alpina a partir de las 15:00 horas como se los solicitan las autoridades y en varios casos, termina en pedida de auxilio, y aunque es obligación de las autoridades dar seguridad, esto podría evitarse si la gente fuera más consciente y acatara las recomendaciones.

Invitó a la ciudadanía a ayudar a cuidar el lugar así como evitar ingresar por lugares no controlados, utilizando las rutas señaladas junto con las recomendaciones que están exhibidas en lonas en diferentes puntos de la zona, pues atrás de cada rescate existe un gran despliegue de recursos humanos y materiales, que en muchos casos deben realizarse durante la noche, poniendo en riesgo hasta la vida de los propios rescatistas que trabajan en ambientes adversos propios de la alta montaña, con el único objetivo de salvar vidas.

Alertó que a pesar de que en los medios de comunicación se han explicado aquellas acciones de los visitantes que dañan al ecosistema, la gente sigue subiendo con perros que propician la remoción de las lagunas, que están en recuperación del proceso de eutrofización; continúan volando drones, que ahuyentan a la fauna del lugar; tiran basura y sobre todo, no aceptan las recomendaciones de abandonar la zona de los cráteres a partir de las 15:00 horas, que es el momento justo para poder comenzar el descenso, pues a partir de las 16:00 horas, la niebla y el frío se hacen presentes rápidamente, dejando un ambiente del que casi es imposible escapar; al Nevado de Toluca, dijo, se puede ingresar sólo a partir de las 6:00 y estar en el lugar sólo hasta las 15:00 horas.

         

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Publicaciones relacionadas

Haga un comentario