diciembre 14, 2019

Los abogados y la corrupción de los ministros, contubernio perfecto de la impunidad; El cártel de los Abogados

Los abogados y la corrupción de los ministros, contubernio perfecto de la impunidad; El cártel de los Abogados

Por: José Óscar Valdés Ramírez

En días pasados se dio la detención del abogado Juan Ramón Collado Mocelo, conocido por ser un abogado al servicio de Presidentes en su momento y expresidentes de México después, de lo que se tiene registro con Carlos Salinas y Enrique Peña Nieto -con este último con quien se encumbró-.
Juan Collado era un hombre que influía respeto por su cercanía con Salinas de Gortari, «El Villano Favorito» de la oposición, a quien figuras como Diego Fernández de Cevallos -a la fecha- idolatran, los panistas son los primeros que se rindieron al poder -de ahí el mote de las ardillas pues no salían de Los Pinos-, de esa camada fue el abogado, tendió sendos lazos con ministros como Pardo Rebolledo y con Medina Mora.
Con Mario Pardo Rebolledo opera cosas a través de recomendaciones en Tribunales Colegiados y Unitarios Penales del Estado de México. Distintos amigos me indicaron cuando Pardo mandaba a Juan Collado a verlos para darles los saludos y pedirles la atención -las citas las pedían desde la oficina del ministro Pardo-.
Si el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) su pone las pilas pueden comprobarse de sus teléfonos las llamadas. Una cosa es cierta, no hay juez o magistrado que le rinda reconocimiento jurídico a Collado Mocelo, su talento para la ley es nulo, lo tiene para las relaciones públicas no para acciones legales de litigio, tan es así que en la audiencia no sabía ni tenía idea de que hacer, se le borró la sonrisa pedante cuando el Aquo le negó la salida al hospital, se la daría en carácter de detenido, de inmediato desistió.
Este dato que reveló y doy, es un dato duro que debe ser investigado, bastante gente dedicada a delincuencia organizada salió por su conducto del penal en Edoméx debido a esa recomendación, varios amigos míos se quejaron de estos escándalos y no eran narcotraficantes de medio pelo, pero el gobierno hacia mutis.
La PGR estaba comprada y no apelaban, todo era negocio redondo, Collado operando para gente dedicada a la delincuencia organizada, con la venia de la SCJN y de la PRG.
De ahí su actitud altanera y soberbia, en los juzgados se quejaban de su pedantería -se sentía hecho a mano, ante jueces y magistrados era cortés pero saliendo hablaban a sus espaldas «no sabe ni madres», es una tristeza que esta gente exista por la corrupción de la corte y de sus ministros-.
Este hilo debe ser investigado a conciencia, en medios de comunicación se dio el último aviso donde el ministro Medina Mora ayudó con una resolución en un asunto a Juan Collado, es pertinente ya por los escándalos que el ministro pida su renuncia, ya es insostenible tanto desaseo, sus escándalos lo rebasan.
Ésta es la punta del iceberg, las investigaciones deben seguir, el denominado «Cártel de los abogados» ha hecho un daño terrible al país -todos los caminos conducen a Roma… los extintos Pinos-.
Los consejeros jurídicos creados por Zedillo fueron letales, como buen economista les dio un poder que no tuvo contrapesos, de ahí salió el hoy ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, de origen panista, fue consejero y amigo de Felipe Calderón, de consejero brincó a ministro.
Peña Nieto dejó una terna que dañó al país y que se conoce como la terrible triada el clan Castillejos.
Alfredo Castillo Cervantes y sus dos primos, Humberto Castillejos Cervantes y Raúl Cervantes Andrade, lograron trepar hasta lo más alto dentro del corrupto poder «político» en nuestro país, suman ya más de una década mantenidos a todo lujo por los mexicanos. De acuerdo con la agencia Proceso, los tres han adquirido enorme influencia dentro del régimen usurpador y se cubren entre sí.
Humberto es hijo de Marcos Castillejos Escobar, ejecutado por sicarios en 2008 a las afueras de su despacho en la colonia Condesa. El sujeto goza también de un turbio historial y vínculos con delincuentes de la ralea de Luis Cárdenas Palomino, investigado por el asesinato de Enrique Salinas de Gortari, posteriormente director de Investigación de la Agencia Federal de Investigación (AFI) y uno de los hombres cercanos a Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública (SSP), su primo, el exprocurador salió a flote por misoginia, acusado por su exmujer de golpeador.
Castillo desde la Conade debe explicar el desfalco que dejó y el desmadre de Michoacán que hasta la fecha no ha sido investigado, su operador y socio es José Luis Nassar Daw y un hombre que ha operado desde las sombras de origen centroamericano Mario Carazo del Toro.
La solución la tienen en el caso Al Capone por los impuestos, lo he dicho ante el mismo Presidente AMLO, los acusamos de corruptos, no de pendejos.
La caja de Pandora ya se abrió, siempre lo he sostenido en la campaña que hice por todo el país, el contubernio de las autoridades, así como no concibo al narcotráfico sin la colusión y complicidad de la autoridad que genera corrupción, no concibo la colusión de ministros y de abogados, esto genera el peor cáncer que hoy nos carcome como sociedad… La impunidad.
Estos males están detectados, policías, ministros y abogados, es la hora de la 4ta. Trasformación.
Los intocables de «El cártel de los abogados» están heridos, sólo es cuestión de imputaciones reales. Tienen de su lado un sistema corrupto que conocen y que opera para ellos.
Confío en que la justicia tarda pero llega, es la hora de exterminar la impunidad, esta liga llega a Enrique Peña Nieto, que siga viviendo su vida loca, al tiempo, una celda lo espera…

         

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Publicaciones relacionadas

Haga un comentario