abril 21, 2018

Las razones para apoyar a Andrés Manuel López Obrador

Las razones para apoyar a Andrés Manuel López Obrador

Por José Oscar Valdez Ramírez
Los plazos sirven para dar seguridad, no para defender algún valor moral. … Y es que la seguridad, el orden, la paz social -que es aquello que está detrás de la noción de validez de Kelsen- son tan importantes como la justicia y los valores morales.
Kelsen
Andrés Manuel López Obrador es el ziz hebreo, también conocido como ‘Renanim’ (el cantante celestial), Sekwi (el vidente) o hijo del nido; es un pájaro gigante de la mitología judía, del cual se dice que puede bloquear el sol con sus alas, es considerado un arquetipo de animal gigante o monstruoso.
Así han vendido a AMLO desde que ha sido candidato Presidencial, desde ser un peligro para México, hasta el señor López que desea que México sea Venezuela y que tenga el apoyo de Rusia, desde los periodistas chayoteados hasta la desesperación de Los Pinos al decir que no se vayan a equivocar cuando la ecuación es muy simple.
Andrés Manuel existe por las pésimas administraciones panistas, por el desastroso regreso del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que se dedicó a hacer negocios y a modificar la Constitución, por eso existe MORENA; es creado por las ineficaces administraciones, por la componenda y comparsa de los partidos políticos que en el Congreso de la Unión votaron a espaldas del pueblo por ‘el gasolinazo’.
Por el ‘pacto por México’, para poder vender el país a las empresas transnacionales bajo la promesa del progreso de que no existirían más gasolinazos ni inflación, que existirían más trabajos remunerados y un sinfín de discursos triunfalistas, que en realidad solo fueron falsas promesas.
Por una parte hablaban de la transformación de México y por la otra saquearon el país; quebraron PEMEX haciendo negocios; nunca como antes tantos gobernadores y exgobernadores acusados de corrupción y fraude al erario, nadie se salva, ejemplos sobran; ni cómo creerles.
El Partido Acción Nacional (PAN) con Guillermo Padrés -exgobernador de Sonora-, con Martín Orozco de Aguascalientes -que sólo está en el cargo porque tiene fuero, de lo contrario estaría en prisión-, con Miguel Ángel Yunes en Veracruz -quiere dejar a su hijo el cargo de gobernador-, Rafael Moreno Valle -que desea que su esposa se quede como gobernadora-, Graco Ramírez -que desea que su hijastro herede Morelos-.
El nepotismo a todo lo que da, permitido por su Líder de coalición: Ricardo Anaya, quien toleró y negoció estas cosas con tal de llegar a agandallarse la candidatura, aprendió de su mentor y le aplicó el “haiga sido como haiga sido”, ¿con estos antecedentes habla de democracia y de no ser corrupto?
¿Se le olvidó que su cuate Juan Zepeda jugó la comparsa con el Revolucionario Institucional para dejar llegar a Alfredo Del Mazo en el Estado de México? Josefina Vázquez Mota y su donativo del gobierno de Enrique Peña Nieto de mil millones de pesos, ¿que la pregunta no es qué hizo con el dinero del pueblo que le dieron? ¿sino por qué se lo dieron?
Del PRI, la lista es más vasta e interminable, los gobernadores que Peña Nieto llamó ‘la generación nueva’, salió ‘la degeneración nueva’; los Duarte, Granier, Yarrington, Borge, y no se diga de la impunidad del PRI y la protección a Emilio Lozoya, Esparza, Videgaray, Deschamps, Gamboa Patrón, Hinojosa, las empresas OHL y Odebrecht.
Así que el fenómeno ‘Andrés Manuel López Obrador’ es creado y existe por las pésimas administraciones, por la corrupción e impunidad, esto no es una carrera de santidad; desearía a un José Mujica como en Uruguay en la izquierda de México pero no lo hay, pensar que ahora sí Acción Nacional va a hacer algo por México es una utopía.
Basta ver La Estela de Luz, el robo a la nación de Paseo de la Reforma, pensar que el PRI ahora sí ya no va robar, que va ayudar al pueblo de México es un imposible, mientras sigan en el PRI, Luis Videgaray, Aurelio Nuño, Enrique Ochoa Reza, Humberto Castillejos, Raúl Cervantes es más de lo mismo, votar por el PAN o por el PRI es votar por Fox, Calderón, Peña, ¡que irónico ahora los dos panistas son priístas!
La única vía de lograr un cambio es con López Obrador, no hay otra vía; no es el salvador de la patria, no se van a acabar todos los males del país por arte de magia, se necesita de toda la sociedad; se han creado mitos, que sus hijos son ladrones, que viven a todo lujo, si hubiera pruebas contundentes ya los hubieran tundido de verdad y hasta el bote los hubieran mandado, es el enemigo a vencer, y para ser justos desde Carlos Salinas le han arrebato a la izquierda el triunfo.
Hoy por hoy los que no desean que llegue Andrés Manuel son los empresarios que saben que el PRI y el PAN los han beneficiado; soy amigo de mis amigos, los que me conocen lo saben, me invitó a conocer Las Redes Progresistas mi amigo Fernando González, ahí coincidí con Ramiro de la Rosa -compañero y hermano de mil batallas de juventud-, saben que soy crítico, que no me vendo y digo lo que pienso.
Las Redes Progresistas no son un partido político, no son un club de Toby, es gente que sabe operar en política, seres pensantes, me invitaron a participar y coordinar el Estado de México, con el objetivo de lograr que AMLO logre ser Presidente de México.
Con el objetivo de realizar un proyecto alternativo de nación de la sociedad civil, traté de buscar acercamientos con las diferentes fuerzas políticas, están sobrados en el PRI -traen exceso de generales- y el PAN -es un partido elitista-, ambos partidos están sordos; se dio la oportunidad de aportar un grano de arena en esta elección y aportar desde el poder, pero primero es lograr que se respete la voluntad popular, en eso incidiremos.
Esa es la razón de apoyar a López Obrador; no soy militante de ningún partido político el proyecto es que sea Presidente de México y desde la estructura del poder, transformar el país, he sostenido que las escaleras se barren de ‘arriba para abajo’.
En estos momentos necesitamos conciliar, las estrategias del PRI y del PAN serán agresivas para dividirnos más como nación; podrán decir lo que deseen, las cosas no están bien, entre la impunidad y la corrupción, anhelamos un cambio no una continuidad, esa será mi trinchera.
Vendrán políticos nuevos, otros reciclados, pero por fin diremos: no más Deschamps, no más Gamboa Patrón, es la hora de un cambio para un país democrático donde quepamos todos, algunos me mentarán la madre, otros me respaldarán, pero sepan que esté donde esté seguiré desde mi trinchera buscando un país mejo.
Es la hora de los ciudadanos, está en nosotros, ¿nos vamos a seguir quejando dejando que unos cuantos sigan en el pandero? Podemos sacarlos para siempre, tenemos un arma efectiva… ¡Nuestro voto! Llenemos esas urnas sin miedo; cuando fue Vicente Fox nos esperanzamos y no pasó nada, ahora vean como estamos, veamos nuestros bolsillos, la inseguridad -en lo único que coincido en la entrevista del Jefe Diego Fernández de Cevallos para la revista Proceso de esta semana- es lapidaria; arreglemos el poder judicial y lo demás se arregla solo.
Sí, sólo que se arregla desde el poder, correr a todos los ministros, pedir que sean independientes, que se separe el Consejo de la Judicatura Federal (CJF), de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) no se puede ser juez y parte, ¿de qué sirve que el CJF sancione a jueces y magistrados si al final la SCJN frena todo?, así las cosas, es la impunidad desde la Suprema Corte.
Pedir un poder Judicial independiente, que pueda juzgar a todos incluso al próximo Presidente de México, para lograr esto primero debemos lograr que un candidato acepte el reto y el único que lo aceptó es Andrés Manuel López Obrador, por eso estoy dando mi respaldo y fijando mi posición, vamos a votar, a demostrar que tenemos el poder; ciudadanos a llenar las urnas, sino votan… no se quejen, es nuestra oportunidad.
Esa es la razón más poderosa para apoyar a López Obrador… aprendió a escuchar.

         

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Publicaciones relacionadas

Haga un comentario