julio 23, 2019

La GN deberá combatir el talón de Aquiles de la 4T; El narcotráfico, inseguridad, violencia y la joya de corona, la impunidad

La GN deberá combatir el talón de Aquiles de la 4T; El narcotráfico, inseguridad, violencia y la joya de corona, la impunidad

Por: José Óscar Valdés Ramírez

Hoy se estrena la Guardia Nacional el reto y la expectativa es grande, es la primera solución real que da Andrés Manuel López Obrador mediante la Constitución. Se establecieron sus alcances y lo único que podemos hacer los mexicanos es desearles éxito, es la esperanza de México.
Los reflectores estarán en ella, de ésta dependerá la seguridad nacional, las aprehensiones de los grandes capos y destruir las operaciones de los grande cárteles, pero no será fácil.
Los gobernadores siguen con sus protegidos locales, el homicidio es delito del fuero común, los cárteles locales operan a todo lo que dan en el Estado de México, Veracruz, Jalisco, Guanajuato, Tabasco, Quintana Roo, Puebla, Hidalgo, Zacatecas, Chihuahua, Colima, Nayarit, Sinaloa, Sonora, Baja California Sur y Baja California Norte, Tamaulipas, Nuevo León, y -¡sorpresa!- la Ciudad de México (justo ahí donde Mancera decía que no existían, cuando él los fomentó y, por lo que vemos, los protegió).
El problema real de los ciudadanos de a pie es que estamos en total indefensión, ya no se pueden usar relojes ni alhajas, no en la CDMX. A nuestros hijos hay que estarlos monitoreando con “el Jesús en la boca”, cada que salen darles miles de indicaciones y lo peor, los jóvenes no creen en el peligro real que corren, lo grave es que ahora los ciudadanos debemos de preocuparnos por nuestra seguridad, no dejársela a la autoridad.
Los taxistas… cada vez son más los videos que agreden a los automovilistas y no es otra cosa que el descontento, con una situación económica que se siente en los bolsillos, las empresas no generan desarrollo pues se sienten en una inseguridad sin rumbo.
La Cuarta Transformación tira sus últimos dados en el tablero, no tiene más fichas, la Fiscalía General de la República -no dio una en seis meses-, sin detenciones sin carpetas armadas y lo de siempre, se le fueron vivos. El caso Lozoya cuestionado por tener ambos el mismo abogado, AMLO ya lo dijo, es inmoral. Si ya sabía Alejandro Gertz que era su abogado, ¿por qué no decirlo antes? ¿por qué esperar a enrarecer más el tema?
La Fscalía General de la República no fue ni autónoma ni independiente, el Presidente la dejó así sin reforma en el 102 Constitucional, ahora ya le pega la inactividad de la FGR y el hartazgo de la población.
Coincido con el Senador Monreal, el gabinete de AMLO salvo honrosas excepciones, le queda corto, pero no nada más el gabinete, los alcaldes, diputados federales, locales y senadores que llegaron de la mano de AMLO sin tener una noción de lo que es la política, algunos alcaldes llenaron sus nóminas con sus amigos, y dejaron intacta la estructura del PAN y del PRI dentro de los ayuntamientos.
Las secretarías siguen llenas de gente del PRIAN, verbigracia el SAT, donde ahora los directivos ponen sus aranceles para las devoluciones, ya es un descaro “o me pagas mi tabulador o no te doy la devolución y hazle como quieras”.
En aduanas se dejó una corrupción impresionante y siguen en manos de la delincuencia organizada.
En Profeco no dan una, sigue la extorsión a las gasolineras y no detienen a nadie, la corrupción solo cambió de manos, no se ve el cambio, solo el manejo del dinero y en más del 80 por ciento éste y el control lo tienen los panistas y priistas que siguen incrustados en los puestos claves.
Hijos de exgobernadores en las direcciones nacionales, Humberto Castillejos sigue manejando la FGR sus grupos siguen ahí sin que se vean con ganas de hacer cambios, cada día que pasa es más culpa de AMLO y menos de EPN.
Andrés Manuel prometió separar el Poder económico del Poder político, ese sería todo un legado, pero se ve imposible. Hoy el Poder político lo detentan los que tienen Poder económico, tan es así que sigue la impunidad.
El Presidente está solo, en los estados cada quien hace lo que le da su gana, si bien su poder es absoluto, pocas cosas se concretan.
El tema de estabilidad macroeconómica se ve bien pero la gente de a pie no ve un solo cambio, es más, los empresarios no están con él. El dinero no está en México, ya muchos se fueron y los que se fueron no quieren regresar sus capitales.
El mensaje de AMLO se ve solo, en los municipios siguen los aviadores, el nepotismo en su máxima expresión, y se agarran de que son sus amigos -verbigracia el alcalde Mazatlán-, y ya ni me sigo porque no acabaría.
El ciudadano no ve el cambio, vendrán más despidos, adelgazar el aparato burocrático es bueno, en 12 años se crearon 52 mil plazas, entre asesores y direcciones adjuntas.
Pero la Guardia Nacional será la punta de lanza, si no funciona será un total desastre para el país, ya no hay más ases bajo la manga, se acabo la pista.
Espero por el bien de México y el de todos nosotros que funcione, es la apuesta del todo por el todo para la 4ta. Transformación.
Lo que más combatirá la Guardia Nacional no será la inseguridad será la impunidad y el contubernio entre las autoridades y los delincuentes, que se genera por la corrupción.
Sostengo lo que he dicho desde hace dos años: “las escaleras se barren de arriba para bajo”, no concibo la delincuencia sin el contubernio con la autoridad, y como decía el periodista don Julio Scherer con relación al gobierno: “Me duele decirlo, un gobierno que se valora por su imagen es un gobierno frívolo”.
Es la hora de que la Cuarta Transformación pase de los dichos a los hechos, no hay más tiempo, el grito sigue vigente, la impunidad genera corrupción. Sigue siendo el país del “no pasa nada”, sólo que ahora no están en el pandero ni el PAN ni el PRI.

         

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Publicaciones relacionadas

Haga un comentario