junio 18, 2019

La educación universitaria en el paredón, sin presupuesto y sin proyecto; Existe la intención de desaparecer la Universidad pública

La educación universitaria en el paredón, sin presupuesto y sin proyecto; Existe la intención de desaparecer la Universidad pública

Por: José Óscar Valdés Ramírez

Siempre asisto a eventos con universitarios, sigo el principio de que los jóvenes pueden estar equivocados, pero ellos tienen la verdad absoluta. En días pasados asistí a un Congreso Internacional convocado por los estudiantes de Derecho de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, evento coordinado por su maestra, la incansable Doctora Rebeca Buenrostro Gutiérrez.

Esta Universidad ha soportado los embates de los sindicatos que estuvieron a punto de la intransigencia y de que Felipe Calderón ordenara el cierre de ésta. Los cabildeos dieron resultado y lograron darle reversa a esta perversidad. Una máxima casa de estudios en exceso castigada, no tiene Facultad de Medicina y fue botín político, pues no funcionaba porque un gobernador tenía una Universidad privada, misma que sigue con la mirada cómplice de la autoridad estatal.

Este Congreso fue organizado por la iniciativa de sus estudiantes y la Doctora Rebeca quienes lograron el 95 por ciento de patrocinios de la iniciativa privada -el Gobierno del Estado ni sus luces, sigue perdido el gobernador panista, ni agua les aportó a los estudiantes-. Los alumnos del turno matutino no desearon participar, así que solo tocó a un nutrido grupo de jóvenes abogados del 8° semestre del turno vespertino.

Los jóvenes entusiastas lograron que fuera un éxito, en su estado, la mentalidad de la juventud es -en su mayoría- trabajar en la administración pública, pero, desde mi perspectiva, se debe cambiar esta mentalidad, porque los jóvenes tienen una tarea titánica, exigir al Gobierno Federal, estatal y municipal que salven la educación pública universitaria.

Cada día los castigan más con los recortes presupuestales, sobreviven por el presupuesto federal. Enrique Peña Nieto los desdeñó, Emilio Chuayffet con desprecio y sin educación, daba largas a los rectores y de mala gana los recibía,  -todo está documentado-.

Así, los rectores se volvieron el patito feo del sistema, la autonomía universitaria es nula -en su mayoría son impuestos por los gobernadores en turno, escasos son aquellos donde son puestos por la comunidad universitaria-.

El exrector Narro Robles les dio un tiro de gracia cuando se postuló para candidato del PRI dejando ver que siempre estuvo al servicio del sistema, se le cayó sus discurso de autonomía, no da para más.

El escándalo de la “Estafa Maestra”, que pasó por varias universidades porque vendieron facturas y simularon servicios… les dio un tiro de gracia “por justos pagan pecadores”. Se debe castigar a los rectores que incurrieron en estas estafas y premiar a los que no realizaron esta prácticas, las investigaciones están ahí, hasta ahora no hay un solo rector detenido ni castigado, obvio habrá que preguntarse si lo hicieron con la venia de sus gobernadores.

En el caso el Estado de México, la directora jurídica de Eruviel Ávila -hoy Senador-, Luz María Zarza Delgado, se fue después a la universidad y ahora está en PEMEX sin que nadie diga nada, si eso no es una negociación… no se cómo le llamen.

Los recortes presupuestales son a la educación pública universitaria, de las universidades particulares ni hablamos, que en el nombre de Dios venden la educación, una carrera en una Universidad privada cuesta de un millón 500 mil pesos a 3 millones de pesos.

Las Universidades Públicas agonizan, no veo que estén en un proyecto que los rescate, ni veo políticas gubernamentales, que deseen su rescate, la discusión de la Reforma Educativa es para primarias y secundarias no incluye a la educación media superior y excluida quedó la Universidad.

Los estudiantes universitarios deben levantar la voz, debe incrementarse el presupuesto a la educación, y debe privilegiarse a los estudiantes que tengan en verdad algo que aportar, la salvación de este país es la EDUCACIÓN… Un pueblo educado es un pueblo respetuoso de la ley, un pueblo estudioso y educado es un pueblo sin delincuentes,  y no le estamos apostando a la educación, por el contrario desde Ernesto Zedillo se tiene pensado ir quitando el presupuesto a la Universidades Públicas.

La educación es un derecho, no un privilegio… ¡Jóvenes despierten y levanten la voz! Esperamos una discusión nacional y un debate de la educación universitaria que hoy por hoy no están en ningún proyecto de nación.

Hacen falta universitarios aguerridos combatientes, los que hoy detentan el poder son los que levantaron la voz en el 68 o en los 70’s.

Necesitamos un México educado, un México universitario, una Reforma Educativa que incluya a la Universidad Pública, necesitamos una nueva Constitución donde se destine más presupuesto  -verbigracia sólo el 16 por ciento de las personas de entre 25 a 64 años lograron terminar una carrera universitaria-.

México gastó en promedio 3 mil 600 dólares en 2018 por estudiante en instituciones educativas de primaria a nivel superior, lo cual es “considerablemente por debajo del promedio, que gasta 10 mil 900 dólares. Este es el nivel de gasto más bajo en los países de la OCDE” y sigue bajando, no se incrementa.

Confío en la comunidad universitaria, en los maestros que dan clases por amor a la cátedra, un saludo respetuoso aquellos académicos y administrativos que dan luz y brillo a la Universidad, felicidades a los alumnos de la Universidad de Baja California Sur, a los futuros colegas… “SABIDURíA COMO META, PATRIA COMO DESTINO”.

         

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Publicaciones relacionadas

Haga un comentario