octubre 22, 2018

La Aequitas (SCJN), se ha convertido en la cuna que debió combatir corrupción y nepotismo

La Aequitas (SCJN), se ha convertido en la cuna que debió combatir corrupción y nepotismo

 

Por: José Óscar Valdez Ramírez

Aequitas es el concepto romano de justicia, equidad, conformidad, simetría y rectitud. Es el origen de la palabra en español ‘equidad’.
En la Antigua Roma, así se entendía que debería ser la Justicia en el imperio romano, las reglas jurídicas no debían ser caprichosamente formuladas por los organismos encargados de elaborarlas.
La justicia objetiva es la piedra de toque para juzgar la calidad de una norma jurídica. Cuando a ella no se ciña, diremos que tal norma, aunque legal, es injusta. Los romanos no se valieron de la voz iustitia para designar la idea a la que nosotros aludimos con la expresión justicia objetiva, sino de la palabra, aequitas, que alude etimológicamente a la noción de igualdad.
La aequitas es para los romanos el modelo al que debe adaptarse el Derecho, la finalidad a la que la norma jurídica debe atender, cuando ello no sea así, la norma resultará iniqua, es decir, separada de la aequitas.
Entre lo meramenteiustum, por un lado, y loaequm, bonum et aequm, aequm melius, por otro, los romanos establecían la diferencia que nosotros marcamos entre lo que es puramente legal y lo que obedece a los dictados de la justicia objetiva.
Partiendo de este antecedente, así se imparte el Derecho, ante la igualdad la equidad. Estos conceptos en la aplicación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación son totalmente nulos, lo que menos existe es la impartición de justicia -con más del 50 por ciento de parientes, de dos estados de la República, preponderantemente Oaxaca y Chiapas-.
En la SCJN se imparte justicia para el PRI, para el sistema, en negociación con el PAN metieron a sus ministros a modo. Todos son parte de un pacto en obscuro de una negociación desde la época de Fox, Calderón y Peña, metieron a sus cuates, valiéndoles la Constitución, al fin el pueblo no puede intervenir y el Senado pues hace lo que el Presidente dice, así qué… ¡Viva la República!
Y así se hace la impartición de justicia desde Los Pinos, Humberto Castillejos -el que a voz de cuello dice que se la persigna López Obrador sin el menor respeto,¡qué temeridad!- piensa que Peña lo va a seguir protegiendo, después de todo el daño que él con sus dos primos -Videgaray y Nuño- hicieron a la nación. Ahí existe una asignatura pendiente de rendición de cuentas y de impunidad total, no debemos dejar pasar las arbitrariedades de estas personas… ¡Ni perdón ni olvido!
La Suprema Corte sirve al mejor postor, desde ahí se tira línea para hablar con jueces y magistrados a modo, para pedir favores. Los despachos de los abogados de Salinas de Gortari operan desde ahí y los socios de Castillejos también, son parte de un sistema de corrupción que los panistas aprovechan.
En la SCJN existen tres grupos: Los de carrera -que son los fuertes, pero son los menos-, los de la cúpula del sistema -impuestos por Los Pinos-, y los del Clero -que siguen gritando fueros y religión-.
Nadie les hace contrapeso a los Ministros… ellos son juez y parte, controlan el Consejo de la Judicatura Federal (CJF), este órgano de administración que es la joya de la corona donde todos meten a sus amigos y solo sirven para controlar la impartición de la justicia, desde ahí tiran línea. Un dato de las sanciones que han dado: El 98 por ciento han sido paradas por los ministros de la SCJN cuando agreden a sus cuates.
En el tiempo que llevo litigando nunca había visto tanta desfachatez tanta corrupción, jueces pidiendo dinero para conceder amparos, Magistrados pidiendo prebendas, dinero, regalos. Si se realiza una investigación real, muchos estarían en prisión por no poder justificar el origen de sus recursos. ¿Cuándo pasó esto? Un dato que nadie sabe.
El Poder Judicial Federal ha dejado en libertad a narcotraficantes de peligro, cuando les conviene los retienen, cuando no, culpan a la PGR y los dejan ir. Debe existir una Comisión de la Verdad en el Poder Judicial Federal que investigue a todos los políticos que los narcotraficantes han señalado en sus imputaciones y que jamás han sido investigados.
Para muestra, un botón: el Estado de México se van a espantar de los nombres a los que involucran y que son políticos actuales en la administración de Enrique Peña Nieto… nadie se salva.
Una SCJN que sirve al poder, que solo está ahí para sus prebendas, nadie se escapa a la corrupción, está permeada de actos de corrupción, tiran línea a todos jueces y magistrados, si se oponen los cambian o bien mandan todo a unos jueces y magistrados llamados ‘auxiliares’ en estos es donde impera la negociación, son unos perfectos burros que solo están ahí por que son amigos de los ministros.
Ahí se dan las negociaciones más turbias, es el manejo de la ley en la total opacidad si algún día caen ahí, ya saben lo que les van a pedir o por sistema su asunto lo van a sobreseer, sin el menor recato. Ya de jueces y magistrados incompetentes ni hablamos, vayan al estado de Morelos por citar alguno o el estado de Quintana Roo.
Los jueces y Magistrados consentidos son los que están en la Ciudad de México, son los protegidos. A los que les cargan la chamba son a los del Estado de México y Jalisco ahí es donde están los peces gordos por la delincuencia organizada, y es donde deben revisar las imputaciones que hacen los detenidos, verdaderas acusaciones contra servidores públicos y gobernadores, pero todo esto se oculta la luz de los medios.
Es increíble que la institución más respetable sea ahora una cueva de ladrones, el asunto de Carmen Aristegui merece un libro, tenían todo para tundirla, los abogados que litigamos sabemos cómo se manejan los asuntos se planchan antes de salir, y si no revisen los asuntos de Oceanografía, para que vean como se maneja la ley.
El 1° de julio también votamos porque se acabe la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que se vayan todos, no merecemos una SCJN que viva en abundancia defendida por el Presidente el día del abogado -ese acto priísta de besamanos que dejó de ser la esencia de la responsabilidad de la República, ahora es un acto para lucirse con el Presidente y decirle que estamos a toda madre, hasta libros mamertos le hacen-. ¿De verdad tanta necesidad tienen de vivir del erario?
La que maneja la Corte es la movida del presidente de la SCJN de toda la vida y funge como su secretaria, ella quita y pone.
En el Poder Judicial todos se casan con todos, las secretarias con jueces después se separan y se casan con otros jueces o magistrados, no es raro encontrar el cambio de plazas donde ‘yo te mando a mi ex y tu me mandas a alguien’, así le tapan el ojo al macho, primos, cuñadas, sobrinos, hermanos, hermanas, esposas, esposos, ex del ex, todos están ahí, algunos y algunas vivales que cobran el 50 por ciento por cuotas para conseguir plazas.
Algunos que empezaron de choferes ya son jueces o secretarios y alguno que otro magistrado.
Es la hora de hablar, de no callarse, la SCJN se ha prostituido y se debe reformar, se deben eliminar las pensiones ostentosas de los ministros y sus altos y escandalosos salarios, no sin antes declarar su patrimonio, que hagan públicos a sus asesores, se van a espantar de ver la cantidad de amigos y familiares de Los Pinos recomendados que no saben nada pero están ‘recomendados’.
Es la hora de cambiar el chip, esto ya no es el PRI, se acabó y no va a regresar, ahora queremos una SCJN independiente imparcial y justa. No más despachos que en contubernio con los ministros manejen la corte, les llegó la democracia, es la hora de rendir cuentas… “El buen juez por su casa empieza”.
Es la hora de los ciudadanos, el pueblo habló fuerte y claro el 1 de julio… ¡No más impunidad, no más continuidad, no más corrupción, no más nepotismo! ¡Ni perdón ni olvido! ¡Justicia no venganza! Es cuanto y un buen comienzo a la Suprema Corte de Justicia de la Nación a rendir cuentas al pueblo de México.

         

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Publicaciones relacionadas

Haga un comentario