marzo 29, 2020

Feminicidios: El jaque mate a la estrategia de seguridad de la 4T

Feminicidios: El jaque mate a la estrategia de seguridad de la 4T

Por: José Óscar Valdés Ramírez

La 4T se estrelló con un muro que no vio venir, un torpedo que dio en su línea de flotación, la inseguridad cansó a la sociedad civil, lo que llevó a AMLO al triunfo, hoy le exige resultados. Las mujeres que lo empoderaron, hoy levantan la voz.
Los crímenes de odio, los feminicidios siguen a la alza, ninguna autoridad ni municipal, estatal o federal puede con el tema, minimizado por la 4T, pésimamente manejado por el Presidente -se acabó la luna de miel con el sector que lo guió al Poder, «las mujeres de México»-.
Reacción tardía, las mujeres del gabinete trataron de revertir el daño que había causado la mezquindad de la Cuarta Transformación ante un movimiento que creció descomunalmente. El hartazgo ante la indiferencia, el mundo al revés, pretendieron defender a la 4T alegando que es un movimiento que está contra el gobierno y no contra de la violencia -se les olvida que ellas son el gobierno-, son parte del problema no de la solución, aunado al debate que proponía la mal planteada desaparición del feminicidio… ¡No dan una en justicia y seguridad!
La estrategia de seguridad se hizo agua, no sirve, de ser así el movimiento no crecería, no tendría razón de ser, AMLO lo sabe. Él uso la bandera de la corrupción hasta el hartazgo y eso lo llevó al poder, hoy es autoridad, «no es lo mismo ser el borracho que el cantinero».
El movimiento creció porque es justo y lo que es justo mueve a la razón y al Derecho. La sociedad civil está del lado correcto, de nuestras mujeres.
Si bien el discurso es que detrás está la oposición -¿me pregunto cuál si la 4T la aniquiló?-, el movimiento creció ante la ausencia de respuesta de una autoridad que se empecina en una estrategia -nula- de seguridad, ante una falta de operación política de Gobernación. El cóctel es explosivo, inseguridad e impunidad, son el caldo de cultivo de los feminicidios.
AMLO está en un dilema, y de seguir como hasta ahora, va a perder las intermedias, que es lo que realmente le preocupa, pues sería el acabose de su administración.
La madre de todas la batallas será el año entrante, la apuesta de AMLO es en su cancha, lo electoral, ahí nadie le gana, él sabe llegar al pueblo como nadie.
La ingenuidad de los panistas es impresionante, su división los extinguirá, Calderón y Margarita le van a quitar votos al PAN no a la 4T… ¡por favor, no sean ingenuos! Por eso dejaron pasar su mini partido, ese nueve por ciento se lo están robando al PAN no a AMLO -pobre de la oposición, no entiende-.
La pulverización de las intermedias es inminente con varios mini partidos, de la mano de AMLO se consolidarán y terminarán siendo aliados de la 4T para eso fueron creados.
El Presidente sabe que necesita oposición y él mismo la creó. Los ingenuos de la política son miopes, no ven lo que está frente de ellos, pero, se le atravesó el poder de las mujeres, no lo vieron venir y ante la falta de operación política, la 4T está en jaque y como están revirando es el jaque mate a su estrategia de seguridad que es nula.
El crimen organizado de la mano de la autoridad, la complicidad, el matrimonio que sigue sin diluirse, se fortalece ante una respuesta débil del Estado, complicidad generada por la corrupción entre la autoridad y los grupos de la delincuencia organizada. El que manda es el narcotráfico y no veo ni agallas ni pantalones para poner orden. Nadie quiere dar la vida por México, así de simple, desde la comodidad de sus oficinas les vale madres el país.
El Estado de México es un desmadre total, Ecatepec, la tierra de Eruviel Ávila, protegido en el fuero del Senado, escondido, agazapado, debería estar en un proceso penal por endeudar al Estado.
Ecatepec es tierra de nadie, con el más alto índice de feminicidios, al grado de que las familias se auto-imponen toque de queda, no salir después de las seis de la tarde y la autoridad a toda madre, cobrar sin tener experiencia es también una deslealtad, y un acto de corrupción.
AMLO debe saber que al que van a juzgar será a él no a su gabinete, así ha sido y así será, la necedad de los panistas de no mover a Genaro García Luna, hoy los tiene contra las cuerdas, al igual a EPN con sus raterías y su frivolidad, la justicia llegará por las manos de los americanos, es increíble que en este país siga sin pasar nada.
El exgobernador de Nayarit, Roberto Sandoval, de la mano del narcotráfico, se hizo rico ante la complacencia de EPN, su procurador servía a un Cártel. La justicia para los paisanos de Amado Nervo les llegó tarde… pero les llegó, por los Estados Unidos, no por México, aquí sigue la justicia en un letargo. AMLO quiere pasar a la historia, pasará, es un hecho, pero veremos cómo pasará la lectura y el escenario de hoy será que hará historia como los Presidentes del PAN, un Presidente que causó más expectativas que resultados.
López Obrador tiene en la mano una granada de fragmentación, o la arroja a su gabinete o le estallará en la mano, él le sabe sacar provecho a todo, cuando pierde, empata.
Es la hora de hacer cambios y a sus hombres leales -si es que los tiene-, les llegó la hora de decir: «Gracias, Presidente, pero no puedo con la encomienda», no hacerlo es ser parte del problema no de la solución, privilegiar la lealtad por la capacidad es una fórmula de ineptitud. AMLO debe ver que eso le pasó a Fox, a Calderón y a EPN, si le aqueja el mal de Milton, la ceguera, será su Waterloo. Existe un antes y un después.
¡Qué desgracia que México sea una muestra grotesca de inseguridad e impunidad generada por la corrupción causada por la ineptitud! Los feminicidios son la muestra latente de lo que el Estado debe dar a los ciudadanos, seguridad. Ya nos vale madres crecer, queremos que a nuestras mujeres, abuelas, madres, esposas, hijas, hermanas, sobrinas , nietas, no las maten, no hacer nada es sencillamente… ¡No tener madre!
No podemos permitir los discursos del pasado que sólo decían: «En el nombre de la Revolución, ¿cuántos crímenes se cometieron?», ¡eso terminó! Votamos por el cambio, por eso hicimos ganar a AMLO, queremos un cambio y ese debe ser… ¡ya! Con un gabinete eficiente, votamos en contra de las cuotas de los cuates.
Señor Presidente, está perdiendo el país que usted ganó en las calles, la historia lo juzgará no por cómo lo haga, sino por lo que dejó de hacer, sólo mire para abajo Salinas, Zedillo, Fox, Calderón y Peña, no son ídolos del pueblo. ¡Cómo extraño a AMLO cuando era la oposición!

         

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Publicaciones relacionadas

Haga un comentario