This page was exported from Report3 [ https://reporte3.mx ]
Export date: Mon Jun 1 15:45:36 2020 / +0000 GMT

Coronavirus, economía e inseguridad; La tormenta perfecta que pronostica hundir la endeble embarcación de la 4T




Por: José Óscar Valdés Ramírez

PEMEX desde hace una década está en bancarrota, cada año sus gastos han sido mayores a sus ingresos, hoy está en quiebra técnica. Es muy probable que Moody's le baje la calificación a "bono basura", con eso dos calificadoras -Moody's y Fitch-, revisan la calificación desde el año pasado, tanto PEMEX como el gobierno federal no han podido convencer a los inversionistas.
Si agregamos la caída del precio internacional al precio de la mezcla mexicana, lo lógico es una baja calificación a su deuda, ya se descuenta en el mercado financiero este escenario, PEMEX paga 10 por ciento anual en dólares y 12 por ciento en pesos por los bonos.
En este escenario la lectura, ante la emisión de una nueva deuda para PEMEX, será en condiciones más caras -verbigracia Petrobras cotiza en "bono basura" desde hace años y no ha quebrado-. Este escenario en PEMEX los lleva a permitir inversión en yacimientos, cosa que ahora AMLO prohíbe.
Los "bonos basura" también conocidos como “junk bonds” son instrumentos financieros de deuda de baja calidad crediticia, de grado no inversión o de carácter especulativo, en otras palabras, los "bonos basura" son productos emitidos por entidades poco conocidas o de escasa recomendación y que implican un elevado riesgo en comparación con el resto de los bonos.
Actualmente son tres las agencias más relevantes que dan cuenta de estas clasificaciones: Standard & Amp, Poor's, Moody's y Fitch.
En este caso, México es débil por el nulo crecimiento económico que ha registrado y la baja recaudación fiscal, los factureros siguen impunes y se ríen del la 4T, no tiene capacidad para cercarlos, ni gente capaz para ponerlos en el banquillo de los acusados. Con un dólar para arriba y un peso en un abismo sin paracaídas, no es nada favorable el escenario económico para nuestro país.
Y ahora una pandemia, manejada y minimizada desde Palacio Nacional, donde se apuesta, primero a que no es mortal para el grueso de la población, los datos del subsecretario a nadie alarmaron en el Senado.
El 90 por ciento de la población se va infectar, un 20 por ciento se va a hospitalizar y solo va a morir el 2.5 por ciento. Según el gobierno federal a través de su vocero, el médico López-Gatell solo serán 4 mil muertos, ante los muertos del narcotráfico, no es nada.
Solo por el narcotráfico se producen 19 mil muertos por año, datos confirmados según el reportaje de Washington Post de título, 13 años y 250 mil muertos, las lecciones no aprendidas en México, de fecha 28 octubre de 2019.
Así las cosas, 4 mil muertes que se den supuestamente por el coronavirus no son nada con las muertes del narcotráfico, esa es la apuesta de la 4T, la concentración de la información así como la centralización del poder, es su estilo.
Dos muertos sin tener cercos sanitarios ni pruebas me parece una vacilada.
Italia, España y otras naciones están en crisis, Estados Unidos, están en problemas... ¡México no! La raza de bronce es invencible, 4 mil muertes se tapan con las muertes del narcotráfico... no pasa nada.
Si la estrategia le falla a la Cuarta Transformación será su Waterloo, pues en 15 días sabremos si su táctica fue o no la correcta, la sentiremos en carne propia los mexicanos. Cuando perdamos a alguno de nuestros seres queridos, sabremos si la organización fue o no fue buena, para un servidor es suicida la estrategia.
En el caso de Londres, el primer ministro británico Boris Johnson juega una carta muy peligrosa con el coronavirus, momento en que la incertidumbre desconcierta a los Ejecutivos de todo el mundo, si le da resultado, habrá ganado, pero si se equivoca, será devorado por la crisis.
Para los ingleses, un gran sector de la población británica puede soportar los efectos del virus, e incluso es mejor que produzca anticuerpos y poder enfrentarlo si regresa, claro, en el camino quedarán los más vulnerables. La inmensa mayoría de los contagiados sufrirá trastornos leves, y de ese modo conseguiremos construir cierta inmunidad para que más y más gente sea resistente a la enfermedad y se reduzca el número de contagios, conseguir lo que se conoce como "inmunidad del grupo".
Este concepto se refiere a la resistencia que logra una población cuando un número importante de personas se vuelve inmune a la enfermedad, así se evita la propagación.
El trasfondo de todo este esquema, para un sector científico, tiene que ver con evitar daños en la economía. Los expertos sostienen que en una crisis epidemiológica los gobiernos deben optar entre reducir la tasa de mortalidad, aplicar medidas restrictivas que llevarán a una recesión, o proteger la producción nacional.
Johnson ya optó, y lo dijo claramente: “Quiero ser honesto con ustedes, honesto con el pueblo británico, muchas familias, muchas otras familias perderán a sus seres queridos prematuramente”.
Así le apuesta México a que la estadística no le fallará, que son 4 mil muertos contra 19 mil del narcotráfico, son nada.
Pero viene algo más grave que nos preocupa a los mexicanos "la inseguridad", ésta se acrecentará, pues no habrá empleos por lo que el dinero estará escaso así como el flujo. Se incrementaran los robos, asaltos, la delincuencia organizada se dejara sentir, la población estará más vulnerable.
Un tema que un sociólogo me comentó, convivir en familia es algo que ya es lejano, las infidelidades de las parejas, los hijos que se drogan y los padres no lo saben, los secretos que todo ser humano tiene y lo hacen con la complicidad de la soledad, eso se terminó en esta época, terminarán matrimonios y familias, otras, muy pocas, se unirán.
Existirá un segundo México, uno antes del coronavirus y otro después del coronavirus, algo será cierto, el gobierno le apuesta a que no es un virus de mortandad general -espero que su estrategia sea cierta-, pero para salir de este bache deberá cambiar de estrategia.
Se perderán empleos, se perderán vidas y el bache lo pagaremos todos.
Esto me lleva a una conclusión, a los partidos políticos, no importa del color que sean, les valemos madre, hemos experimentado en la Presidencia PRI, PAN, MORENA y no hay punto de diferencia, un partido de izquierda privilegio la economía por la salud, y por la salud si no le resulta perderá la economía.
Si falla la estadística será el hundimiento inevitable de la 4T y un abismo para los mexicanos, espero no sea otra vez, el mal de Sísifo.
Post date: 2020-03-23 09:29:39
Post date GMT: 2020-03-23 15:29:39
Post modified date: 2020-03-23 09:29:39
Post modified date GMT: 2020-03-23 15:29:39
Powered by [ Universal Post Manager ] plugin. HTML saving format developed by gVectors Team www.gVectors.com