septiembre 20, 2018

AMLO: La tercera es la vencida. Los escándalos de corrupción de la administración de EPN son inadmisibles

AMLO: La tercera es la vencida. Los escándalos de corrupción de la administración de EPN son inadmisibles

 

Por: José Óscar Valdez Ramírez

Al final las encuestas fueron ciertas, el PRI nunca las quiso reconocer porque no le convenían y empezó a operar con líderes de opinión comprados para desmentirlas, lo dije claramente, si no vencíamos al abstencionismo Andrés Manuel López Obrador perdería, era necesario que todos votaran, con instituciones sin credibilidad no era posible arriesgarse a judicializar la elección.

La estrategia era difícil y no había otra, era llenar las urnas.

Los rumores de un fraude crecían -la compraventa de votos-, el trabajo fue arduo y constante, incitar a votar…

¡No más Presidentes con el 30 por ciento! Y el pueblo escuchó, salió a dar un voto masivo. Lo impensable se dio: “Andrés Manuel Presidente”.

Sin cuestionamientos, sin sismos, sin lugar a transas, así es la democracia.

José Antonio Meade Kuribreña nunca se quitó la lápida de Enrique Peña Nieto, ni la marca de Luis Videgaray… ¡El pueblo votó, no más tecnócratas, no más robos a la nación, no más impunidad, no más corrupción!

La mano de la maestra Elba Esther se nota y se sintió con las Redes Sociales Progresistas (RSP) que operamos sin un peso, sin más consigna que ayudar a la democracia de México, Juan Iván, Fernando, René, Gerardo, Luis, Ramiro y demás amigos y hermanos sufrieron las de Caín, y se logró lo impensable… Vencer al monstruo llamado ‘Los Pinos’.

Todos a empujar a un solo lado con una consiga: ‘Convencer para vencer, participar para compartir’.

Viene una recomposición en todos los partidos, un ajuste de cuentas entre ellos, en el PAN, en el PRI, en el PRD… pero eso es harina de otro costal. Vienen nuevos y grandes cambios, ‘ni perdón ni olvido’… ¡Justicia sí!

José Meade es un demócrata, nunca se desligó de sus mentores y ‘en el pecado llevó la penitencia’, lo hundieron.

Mikel Arriola en las últimas brazadas no creyó que pudiera ganar y esa tibieza lo llevó a perder.

Vendrán sorpresas; Miguel Ángel Mancera será llevado a tribunales, la traición en política se paga caro… ¡Por fin habrá justicia!

México dio una muestra de civilidad, no más marchas ni plantones, el voto contó y el pueblo eligió, como se decía en la antigua Roma “La vox populi la vox Dei”… ¡La voz del pueblo es la voz de Dios!

         

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Publicaciones relacionadas

Haga un comentario